Historia sin nombre

Hoy te soñé. Soñé tu risa. Tus dedos haciendo cualquier cosa, desde sujetar una taza de café hasta convertirse en caricia. Me pregunté cómo le llamamos a lo nuestro, a esta historia sin nombre hecha de retazos, sólo de momentos. Esa complicidad de amigos en la que no existe el tiempo. Los gustos compartidos, las miles de palabras y el silencio. Cómo podemos llamarle deseo, si el deseo se convierte en ternura o llamarle amistad si se convierte en deseo. No se puede atrapar la luz, ni encerrar el pensamiento, ni nombrar lo inefable, como lo nuestro.

La música que ha inspirado este escrito es: https://www.youtube.com/watch?v=ZhBs027a-g8

4 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s